¿Cómo cuido mi piscina si me voy de vacaciones?

    • 0

    El verano viene lleno de vacaciones y viajes dejando atrás el trabajo y la rutina. Pero, ¿qué pasa con nuestra piscina si no estamos para cuidarla? Al igual que debemos preocuparnos porque alguien nos riegue las plantas o cuide a nuestro perro, tampoco podemos dejar descuidada nuestra piscina si cuando volvamos no queremos llevarnos una sorpresa desagradable. ¿Pero qué hacer si no estamos en casa?

    Lo mejor suele ser contratar a un profesional que cuide de nuestra piscina para no llevarnos ningún susto. Si no quieres, entonces te damos los consejos básicos a seguir para que cuando vuelvas de tus vacaciones no te encuentres ninguna sorpresa.

    ¿PISCINA LIMPIA Y CUIDADA PARA CUANDO VUELVAS SIN AYUDA? APRENDE A SER PREVISOR

    • Si tenemos cubiertas para piscinas de cualquier tipo, debemos utilizarlas. Evitar que caiga sobre el agua la máxima contaminación es un plus que nos ayudará mucho a la hora de mantener la piscina limpia. Ya sean cobertores o cubiertas no olvides cerrarlos antes de irte. Esto evitará que en la piscina caigan hojas, césped u otras cosas que generen suciedad o producción de algas dentro del agua. Si tu piscina no tiene cobertor ni cubierta tampoco, hazte con unas mallas y úsalas para cubrir los cestos de los skimmers, de esta forma evitarás tapones o saturaciones que podrían estropear los motores.

    Echa un vistazo a las ofertas de cubiertas y cobertores de nuestro catálogo aquí. 

    • Por otro lado, la maquinaria también resulta útil en algunos casos. Si disponemos de un robot limpiador, podemos tirar de él dependiendo del tipo de robot que sea. Por ejemplo, si tenemos un robot que funciona por impulsión, se puede dejar conectado ya que no se estropeará y si se llena, lo único que hará será trabajar un poco peor. Por otro lado, si tenemos otro tipo de robot lo  mejor es no dejarlo en marcha, ya que si nuestra piscina está en un jardín o similar y se ensucia mucho, lo único que conseguiremos será estropearlo.

    Infórmate sobre los mejores robots limpiadores del mercado

    • En cuanto a la calidad del agua, debemos asegurarnos de hacerlo bien para que cuando volvamos el agua no esté verde o estropeada. En primer lugar, una estrategia muy inteligente es hacer una cloración de choque (añadiendo cloro en los skimmers). Además, también podemos añadir una dosis de algicida como medida de prevención. Si en tu caso tienes dosificadores automáticos y que controlen todos los parámetros, entonces es muy importante dejar todos los depósitos llenos, para asegurarnos de que siguen haciendo su trabajo durante nuestra ausencia.

    ¿Conoces los sistemas de cloración salina automáticos?

    • Cuando el agua de una piscina se pone verde es que hay un problema con el pH de la misma. Por eso, lo que puedes hacer es regular el pH de la piscina siempre tirando hacia abajo. Esto quiere decir que si el pH de una piscina debe estar siempre entre 7,2 y 7,6, antes de irnos de vacaciones lo dejaremos en un 7,0 o similar. Este agua no será apta para el baño, pero como vamos a estar fuera de casa, nos aseguramos de que la acidez cree un lugar no bienvenido para agentes contaminantes. A la vuelta, lo único que tenemos que hacer el volver a regular el pH de nuestra piscina para evitar irritaciones o escozor en los ojos.

    Con un regulador de pH automático no te preocupas de nada al irte de vacaciones

    Siguiendo estos consejos no tendrás ningún problema… ¡Ya solo te queda disfrutar de tus vacaciones!

    Photo credit: Neil Tackaberry via Visualhunt.com / CC BY-ND

    Dejar una Respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.