6 ejercicios sencillos para ponerte en forma en la piscina

    • 0
    Ejercicio en tu piscina climatizada

    En febrero ya empiezan los nervios por la operación bikini, y es normal ver cómo todos los que quieren perder algunos kilos buscan la mejor opción para hacer deporte divirtiéndose. Hoy en Piscinas PoolNatural te damos algunos consejos sobre la realización de ejercicios en tu piscinas para que además de llevar una vida saludable, disfrutes al máximo.

    Para perder los kilitos que nos sobran y tener un cuerpo de diez disfrutando es posible si sabemos aprovechar nuestra piscina climatizada. De todas formas, si eres un valiente, también has de saber que el agua fría tonifica, quema calorías y también combate los problemas de celulitis: ¡vamos a la piscina!

    Piscinas PoolNatural

    Angelapea_98 on VisualHunt.com

    En Pool Natural, tienes toda la variedad de piscinas a tu disposición: Ovaladas, rectangulares, desbordantes, circulares o de forma libre. Elige lo que mejor le vaya a tu día a día. Si ya tienes tu piscina y lo que deseas es ponerte en forma, aprovecha las horas de baño para practicar estos sencillos ejercicios. Tu salud lo agradecerá.

    Además de nadar, waterpolo u otros ejercicios en equipo, etc. existen algunos ejercicios de piscina bastante más livianos perfectos para todas las edades y poner a tono tu musculatura. ¿Quieres saber cuáles son?

    1. Ponerse de puntillas. Vuelve a la posición inicial tratando de no apoyar los talones.
    2. Cambiar el peso del cuerpo sobre los muslos. De pie dentro de tu piscina, flexiona un poco las rodillas para no tenerlas bloqueadas, alterna el peso del cuerpo sobre la una y la otra. Ejercicio óptimo para cuádriceps y parte anterior de los muslos.
    3. Femoral. Sentada al borde del agua y con la espalda recta apoya las manos detrás de las caderas. Flexiona las rodillas para que los pies queden apoyados en el suelo o el agua, y elevar los pies hacia las caderas, solo el intento hará trabajar los músculos.
    4. Abductores. Posición como el anterior ejercicio. Junta las rodillas hasta hacer presión con la cara interior de los muslos, relaja y vuelve a contraer.
    5. Extendiendo rodillas dentro del agua. Sentado en el borde de la piscina, mete los pies en el agua y estira las rodillas hasta dejar las piernas rectas y planas en el agua. Relaja, y deja que se hundan en el agua y vuelve a empezar.
    6. Extensión-flexión de tobillos. Al borde del agua y misma posición que el anterior, intentar elevar los pies hacia las rodillas, relajar y repetir, así trabaja el músculo tibial anterior. Puede que al día siguientes tengas algunas agujetas, pero eso quiere decir que debes hacer este ejercicio más a menudo en tu piscina!

    ¿Uno de tus propósitos este año es tener tu propia piscina en verano? Cuenta con PoolNatural y te ayudaremos a llevar hasta tu hogar la piscina perfecta desde la que ponerte en forma.  Contacta con nosotros a través de nuestra web (haciendo clic aquí) o llámanos.

    Dejar una Respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.