¿Cómo vigilar tu piscina privada en casa para prevenir accidentes?

    • 0
    Seguridad en la piscina privada

    Tanto si acabas de estrenar tu piscina privada como si ya la tenías, debes tener en cuenta que la seguridad es lo más importante. Por eso, hay algunas normas básicas para prevenir cualquier problema sobre todo si tenemos niños o mascotas en casa.

    ¿Cómo hacer de la piscina un lugar seguro?

    Para garantizar la seguridad en tu piscina, te damos algunos consejos:

    1. Nunca dejes solo a ningún niño en la piscina o cerca de ella. Ten en cuenta que aunque sea solo un momento, puede caerse y hacerse daño o algo peor. La vigilancia constante es fundamental.
    2. En una piscina siempre debe haber un adulto responsable. Si sois varios, podéis hacer turnos.
    3. Debemos enseñar a los niños a nadar lo antes posible por si ocurre un accidente. Debemos tener en cuenta que esto es solo un refuerzo, no un sustituto de la vigilancia de la piscina.
    4. Los saltos peligrosos deben prohibirse en presencia de niños y no se les deben permitir. Un mal movimiento puede ser el inicio de un accidente.
    5. Los juegos fuera de la piscina debe realizarse lejos de la misma. Las actividades muy cerca de la piscina son innecesarias y peligrosas.
    6. El borde y alrededores de la piscina se consideran aptas para poder andar sin zapatos, por lo que siempre debemos estar atentos para que la zona permanezca limpia y segura.
    7. Cuando haya terminado el momento del baño, los juguetes y accesorios que puedan llamar la atención de los pequeños deben quedar recogidos fuera (y lejos) de la piscina.
    8. Informar en la medida de lo posible de la profundidad de la piscina para evitar saltos inapropiados y accidentes por golpes.
    9. Respetar los momentos de después de la comida, no entrando de golpe en el agua.
    10. Hay que ducharse siempre antes de entrar en la piscina tanto por higiene como para acostumbrarnos al cambio de temperatura: como mínimo hay que insistir en los pies, la nuca y los brazos.
    11. Las piscinas cubiertas evitan la suciedad, pero también accidentes. En caso de no tener una piscina con una cubierta, las vallas y barreras especiales para la piscina son un elemento imprescindible de seguridad, sobre todo cuando hay niños y mascotas en casa.

    ¿Qué hacer cuando hay un accidente en una piscina privada?

    En el caso de que ocurra cualquier accidente en la piscina tanto si se trata de niños como de adultos, es necesario actuar con rapidez:

    1. Tener un teléfono a mano donde podamos llamar a emergencias en caso necesario.
    2. Si se producen contusiones o golpes debemos mover al accidentado lo menos posible.
    3. En caso de problemas, hay que llevar al accidentado a un lugar cálido y seco cercano. Si es posible, lo mejor es quitar la ropa mojada, sustituirla por una seca y aislarlo del frío.
    4. Hacer siempre caso de las instrucciones que nos den en el número de emergencias mientras esperamos la llegada de los profesionales.

    La vigilancia en la piscina es extremadamente importante. Normalmente en piscinas públicas o comunitarias es obligatoria la presencia de un socorrista acreditado. En caso de las piscinas particulares no es obligatorio, pero debemos cumplir con las normas y elementos de seguridad para evitar problemas. ¿No conocías estas pautas? Apúntalas o apréndelas para vivir un verano seguro y disfrutar de tu piscina al máximo.

    Si necesitas instalar elementos de seguridad, duchas o cubrir tu piscina, en PoolNatural somos profesionales. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para pedir presupuesto o consultar todo lo que necesites. Puedes visitar nuestra web haciendo clic aquí.

    Photo credit: evilpeacock via VisualHunt / CC BY-NC-SA

     

    Dejar una Respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.